Equipos Madurez Hormigon

Estimación de la resistencia del hormigón colocado

Según lo establecido en la norma NCh170:2016 acápite 15.2.2.4 La resistencia del hormigón colocado se debe estimar preferentemente por medio de métodos de madurez o en su defecto por medio de probetas conservadas en condiciones similares a las del hormigón colocado.

Dependiendo del tipo de requerimiento que tenga el ingeniero es posible especificar de diversas formas la determinación de la resistencia del hormigón en obra mediante el método de madurez con el uso del sensor SmartRock.
Los documentos donde se puede especificar el sensor SmartRock son:

● Memorias de cálculo MC
● Especificaciones técnicas particulares del proyecto ETGO
● Bases técnicas de licitación TDR
● Planos de diseño PL
● Planos de ingeniería básica PL
● Planos de montaje y construcción PL

Siempre que se haga uso de sensores de madurez instalados en obra para determinar la resistencia real del hormigón colocado, será suficiente para el control de calidad del hormigón, los certificados entregados por el proveedor de hormigón premezclado con el mínimo de muestras por volumen en m3 establecido en la norma NCh170:2016 en la sección 17 Frecuencia de muestreo.

Para dar cumplimiento a diversos aspectos de la norma NCh170:2016 y del ACI207.1 se deberá monitorear la temperatura del hormigón mediante la instalación de sensores de temperatura los cuales deberán ser colocados al inicio y término de cada colada.

En relación a la curva de madurez, generalmente las empresas proveedoras de hormigón ya tienen mezclas calibradas con sus respectivas curvas, sin embargo, a la hora de solicitar un hormigón es necesario que se solicite indicando hormigón con curva de madurez determinada hasta la edad de 28 días.

Ver documento con Especificaciones Técnicas Generales de Obra, para el uso del método madurez.

Los momentos críticos en proyectos y el requerimiento de instalación de sensores SmartRock se resume en:

●Desmolde: 4 sensores por piso, uno en losa, dos en pilar o muro opuestos uno en viga, considerando un área de 250 m2.
●Postensado: 2 sensores por cada 250 m2 colocados en las secciones de la losa donde se producen las mayores tensiones.
●Corte de juntas en pavimentos y apertura al tráfico: 1 sensor para medir madurez en el hormigón vaciado por el último camión de cada una de las jornadas de pavimentación. Estos sensores deben ubicarse al menos 20 cm. alejados del borde, en la mitad del espesor de la losa y alejado de cualquier enfierradura. El Contratista debe informar a la Inspección Fiscal la ubicación de cada uno de los sensores de madurez (Coordenadas).
●Cumplimiento de temperaturas y retiro de protecciones en tiempo frío: 3 sensores por elementos a controlar, uno evaluando temperatura en núcleo, otro evaluando temperatura en recubrimiento y superficie.
●Control de temperaturas y retiro de protecciones en hormigones masivos: 3 sensores por elementos por eje a controlar: uno evaluando temperatura en núcleo y otros dos evaluando temperatura en recubrimiento y superficie. De acuerdo al tamaño de la obra, se pueden requerir más sensores en distintos planos horizontales de cada elemento. Lo anterior requiere un estudio por parte de un especialista en el tema..

Lo anterior son recomendaciones mínimas y siempre están sujetas al criterio del ingeniero responsable del proyecto/especialista o a requerimientos específicos propios del trabajo que se está llevando a cabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.